El Partido Popular se alía con plataformas nacionalistas para arrebatar alcaldías a CiU